Ver por categorias

El ‘timo del nazareno’, la alerta que lanza la Guardia CivilEl:14 del 08 de 2023 & Visto: 788 Veces •
Los delincuentes recurren a la creación de nuevas empresas ficticias para, una vez hecho un pedido, retrasar el pago y marcharse con el dinero y la mercancía.

Las técnicas que utilizan los estafadores son cada vez más novedosas, acorde con el avance de las tecnologías. Los delincuentes aprovechan cada ocasión que tienen para tratar de extraer nuestro dinero de cualquier forma, ya sea empleando técnicas nuevas o a través de otras que, aunque conocidas en algunos casos, suelen tener éxito ante sus potenciales víctimas.

Las autoridades, cada cierto tiempo, recuerdan a la población los métodos más utilizados para evitar caer en ellos. Así lo ha hecho recientemente la Guardia Civil a través de sus redes sociales, alertando de una estafa conocida como ‘timo de Nazareno’. Un método que tiene dos posibles variantes: en la primera de ella, los cacos crean una empresa que no existe, con documentación falsa, y contratan a un testaferro. Con ello, obtienen talonarios de cheques y pagarés, además de alquilar locales de oficinas y almacenes bien ubicados.

Todo para hacerlo lo más realista posible. Para hablar con proveedores se valen de contactos poco habituales, explican las autoridades. “Los estafadores establecen relaciones comerciales acreditando solvencia y liquidez. Realizan pagos inmediatos y al contado para ganar confianza”. Y cuando el anzuelo está echado y la víctima ha picado, realizan un pedido de gran tamaño y piden un aplazamiento en el pago. Es entonces cuando usan cheques y pagarés falsos, o bien facilitan falsas fianzas del banco. Y una vez conseguido el dinero y la mercancía, desaparecen sin dejar rastro.

Empresas inactivas

Pero no es el único método de este ‘timo del Nazareno’. Los delincuentes, más allá de crear empresas ficticias, se valen de otras antiguas o que están inactivas y tienen buena reputación para conseguir créditos de sus aseguradoras. “También se hacen pasar por miembros de una empresa conocida, realizan pedidos y cambian la dirección de entrega para cometer el fraude”, explica la Guardia Civil.

Para evitar caer en este tipo de fraudes, las autoridades recomiendan verificar la antigüedad de la empresa solicitante, así como sospechar de aquellas que tengan menos de un año de existencia, haciendo una investigación a fondo. Otra cosa que debe ponernos en alerta es el que se produzca un cambio brusco en las modalidades de pago. Por último, se debe pedir al transportista que no acepte cambio de entrega sin autorización.